Invasión, memoria y contexto, 25 años después

Hoy se cumplen 25 años de la Invasión del Ejército de los Estados Unidos de América a Panamá.

La noche del 19 de diciembre de 1989 estaba en Santiago de Veraguas, era estudiante de VI° Año, en el 4to Bimestre. Dormía y en el medio de la noche mi tío Erasmo Trejos entra a mi habitación – radio en mano – gritando “¡Coño, sobrino, se metieron los gringos!, Invadieron Panamá”…

El resto fue una sensación extraña, una mezcla antagónica de emociones y pensamientos. Ese 24 de diciembre cumpliría mi mayoría de edad, y arrastraba toda una serie de acontecimientos desde mi niñez:

– Los Tratados Torrijos-Carter de 1977

– La Toma de Posesión de Aristides Royo y su posterior “gargantazo”

– El “buen salto” del General Rubén Darío Paredes

– El fraude electoral de 1984

– La Era de Manuel Antonio Noriega, la muerte de Spadafora.

– La cruzada civilista, el cierre de los bancos.

Panamá estaba envuelta en una guerra civil, en una sociedad partida en 2, aunque sólo un bando estuviera armado. Pude ver de primera mano cómo los intereses mezquinos de la clase política panameña pudieron más la Patria, a tal punto que la Patria resultó un concepto hasta aborrecible.

En ese contexto, los gringos invadieron.

Siempre adversé a Noriega y todo atentado contra la libertad. Lo que me rompió el corazón fue ver a la gente en Chitré, Santiago y otras comunidades, aplaudiendo a los gringos como si fuéramos el París o la Italia de la Segunda Guerra Mundial.

Me dio mucha vergüenza – la que aún sufro – el hecho de que no pudimos sacar a Noriega, no pudimos evitar la Invasión y encima aplaudimos una Invasión que nos dejó muertos, una matanza de civiles, crimen de lesa humanidad.

Este año el INAC, desde la institucionalidad, ha tomado la iniciativa de rescatar la memoria por medio de ciertas actividades. Es un inicio de un debate que me había planteado desde hace mucho tiempo y que externé en una nota del año 2009. Que siga el debate, que la historia no es la memoria, pero se nutre de ella.

Anuncios

Ideas sueltas sobre nuestra herencia española

Vertidas en Twitter

(En mi cuenta @egtrejos)

—-

Pasamos de ser colonias españolas a Repúblicas con instituciones como el caudillaje cívico-militar, el caciquismo y el nacionalismo.

 

Sumado a lo anterior, el formalismo jurídico excesivo, religión y lengua como elementos unificadores.

 

Si quieren saber qué es un caudillo, revisen el personaje de Aureliano Buendía: héroe, padre de pueblos y familias, mesías, ser mítico.

 

Un cacique, resabio del feudalismo, cambia protección por lealtad. Trueque de favores por servicio político con el toque tropical.

 

El nacionalismo exacerbado traído directamente de la memoria española de invasiones, desde los fenicios hasta los franceses.

 

Sin mencionar la pugna de autoridad vs libertad, bolivarianos vs anti-bolivarianos. La herencia desde construimos democracia ¿?

Y basado en las Conferencias del Profesor Carlos B. Pedreschi en la Facultad de Derecho en 1989: Autoridad vs Libertad

Las 10 Estrategias para la Manipulación a través de los medios – Noam Chomsky

1. La estrategia de la distracción

El elemento primordial del control social es la estrategia de la distracción que consiste en desviar la atención del público de los problemas importantes y de los cambios decididos por las elites políticas y económicas, mediante la técnica del diluvio o inundación de continuas distracciones y de informaciones insignificantes. La estrategia de la distracción es igualmente indispensable para impedir al público interesarse por los conocimientos esenciales, en el área de la ciencia, la economía, la psicología, la neurobiología y la cibernética.

“Mantener la Atención del público distraída, lejos de los verdaderos problemas sociales, cautivada por temas sin importancia real. Mantener al público ocupado, ocupado, ocupado, sin ningún tiempo para pensar; de vuelta a granja como los otros animales (cita del texto: Armas silenciosas para guerras tranquilas)”.

2. Crear problemas y después ofrecer soluciones

Este método también es llamado “problema-reacción-solución”. Se crea un problema, una “situación” prevista para causar cierta reacción en el público, a fin de que éste sea el mandante de las medidas que se desea hacer aceptar. Por ejemplo: dejar que se desenvuelva o se intensifique la violencia urbana, u organizar atentados sangrientos, a fin de que el público sea el demandante de leyes de seguridad y políticas en perjuicio de la libertad. O también: crear una crisis económica para hacer aceptar como un mal necesario el retroceso de los derechos sociales y el desmantelamiento de los servicios públicos.

3. La estrategia de la gradualidad

Para hacer que se acepte una medida inaceptable, basta aplicarla gradualmente, a cuentagotas, por años consecutivos. Es de esa manera que condiciones socioeconómicas radicalmente nuevas (neoliberalismo) fueron impuestas durante las décadas de 1980 y 1990: Estado mínimo, privatizaciones, precariedad, flexibilidad, desempleo en masa, salarios que ya no aseguran ingresos decentes, tantos cambios que hubieran provocado una revolución si hubiesen sido aplicadas de una sola vez.

4. La estrategia de diferir

Otra manera de hacer aceptar una decisión impopular es la de presentarla como “dolorosa y necesaria”, obteniendo la aceptación pública, en el momento, para una aplicación futura. Es más fácil aceptar un sacrificio futuro que un sacrificio inmediato. Primero, porque el esfuerzo no es empleado inmediatamente. Luego, porque el público, la masa, tiene siempre la tendencia a esperar ingenuamente que “todo irá mejorar mañana” y que el sacrificio exigido podrá ser evitado. Esto da más tiempo al público para acostumbrarse a la idea del cambio y de aceptarla con resignación cuando llegue el momento.

5. Dirigirse al público como criaturas de poca edad

La mayoría de la publicidad dirigida al gran público utiliza discurso, argumentos, personajes y entonación particularmente infantiles, muchas veces próximos a la debilidad, como si el espectador fuese una criatura de poca edad o un deficiente mental. Cuanto más se intente buscar engañar al espectador, más se tiende a adoptar un tono infantilizante. Por qué? “Si uno se dirige a una persona como si ella tuviese la edad de 12 años o menos, entonces, en razón de la sugestionabilidad, ella tenderá, con cierta probabilidad, a una respuesta o reacción también desprovista de un sentido crítico como la de una persona de 12 años o menos de edad (ver “Armas silenciosas para guerras tranquilas”)”.

6. Utilizar el aspecto emocional mucho más que la reflexión

Hacer uso del aspecto emocional es una técnica clásica para causar un corto circuito en el análisis racional, y finalmente al sentido critico de los individuos. Por otra parte, la utilización del registro emocional permite abrir la puerta de acceso al inconsciente para implantar o injertar ideas, deseos, miedos y temores, compulsiones, o inducir comportamientos…

7. Mantener al público en la ignorancia y la mediocridad

Hacer que el público sea incapaz de comprender las tecnologías y los métodos utilizados para su control y su esclavitud. “La calidad de la educación dada a las clases sociales inferiores debe ser la más pobre y mediocre posible, de forma que la distancia de la ignorancia que planea entre las clases inferiores y las clases sociales superiores sea y permanezca imposibles de alcanzar para las clases inferiores (ver ‘Armas silenciosas para guerras tranquilas)”.

8. Estimular al público a ser complaciente con la mediocridad

Promover al público a creer que es moda el hecho de ser estúpido, vulgar e inculto…

9. Reforzar la autoculpabilidad

Hacer creer al individuo que es solamente él el culpable por su propia desgracia, por causa de la insuficiencia de su inteligencia, de sus capacidades, o de sus esfuerzos. Así, en lugar de rebelarse contra el sistema económico, el individuo se autodesvalida y se culpa, lo que genera un estado depresivo, uno de cuyos efectos es la inhibición de su acción. Y, sin acción, no hay revolución!

10. Conocer a los individuos mejor de lo que ellos mismos se conocen

En el transcurso de los últimos 50 años, los avances acelerados de la ciencia han generado una creciente brecha entre los conocimientos del público y aquellos poseídas y utilizados por las elites dominantes. Gracias a la biología, la neurobiología y la psicología aplicada, el “sistema” ha disfrutado de un conocimiento avanzado del ser humano, tanto de forma física como psicológicamente. El sistema ha conseguido conocer mejor al individuo común de lo que él se conoce a sí mismo. Esto significa que, en la mayoría de los casos, el sistema ejerce un control mayor y un gran poder sobre los individuos, mayor que el de los individuos sobre sí mismos.

Parece una estupidez, pero sí lo es

En una publicidad estatal aparentemente “normal” dentro de la Propaganda que las caracteriza (( todo lo que hace el Gobierno es bueno y nada es malo )), la misma termina como un mazo diciendo que SÓLO se oponen al Gobierno quienes son:

“Políticos corruptos, Empresarios de los malos y la izquierda”.

Aquí está uno de los puntos de la DEMONIZACIÓN que caracteriza a los Tiranos y a los “Césares democráticos”, ya que:

  • El Ser Humano es Político por definición. Pero, ¿y si nunca me he inscrito en ninguna agrupación, si voté en blanco? ¿qué pasa? ¿Me descalifica el señalar las taras de la Administración de turno?
  • ¿Y si soy asalariado, y si soy un desempleado? ¿Qué pasa con los poetas, los artistas, los escritores? Yo ejerzo además una profesión independiente, y en tal condición, pago todas las cargas que nos impone el Estado. ¿Aún somos los demonios?
  • Ah! Mira tú, no sabía que ser “de izquierda” es un pecado. ¡Ahora sí hemos retrocedido 50 años! ¿Y si simplemente soy un LIBRE PENSADOR? ¿Aún me van a condenar en la Hoguera de las Inquisición?

Ojo, Queridos Ciudadanos, que esta alusión no es inocente y en la “amable voz del comunicador”, es un rofeo, ¿mañana qué será, cárcel?

Porque, ¿qué tal si te digo que no tengo niguna agenda escondida, no quiero ser presidente de Panamá, simplemente me preocupa hacia donde va el país? ¿Eso me descalifica? ¿Tiene eso algo de malo?

Lo cierto es que esta Administración abunda en demagogia y no veo los planes de trabajo serios, reales.

Saludos,

Edilberto GONZÁLEZ TREJOS

Totalitarismo en Panamá? (reflexiones)

Hace más de dos años, el 14 de mayo de 2007, escribí un texto en mi blog en lengua inglesa “The Melting Pot“, llamado “Reflections on a May Day“, en el que mostraba mi preocupación por los signos de totalitarismo en la tristemente célebre Era Bush.

Basado en ideas de pensadores como Naomi Wolf, Milan Kundera, y muchos otros, discurría sobre el peligro de dejarnos llevar por distracciones sutiles disfrazadas de vanagloria de la rectitud propia, cuando en realidad se estaban sentando las bases para el Totalitarismo y la Tiranía.

La adaptaré al momento panameño de este mes de Febrero de 2010:

He estado algo sensible estos últimos días. Estoy viendo muchas cosas suceder delante de mis ojos, cosas que son imposibles de digerir. No obstante, les podría dar (y proporcionarme) algunas claves de que algo anda mal en nuestro Sistema Democrático y que se ciñen amenazas sobre nuestra Libertad.

Estas son señales de Totalitarismo encubiertas en la Democracia:

En los círculos del poder se empieza a hablar del “Enemigo Interno” y el “Enemigo Externo”. Todos somos distintos y el odio no debe cebarse como un ternero por los gobernantes a fin de imponer una idea. En este sentido, veo como se busca satanizar y descalificar a los “enemigos”, polarizando la sociedad. Después de todo, ¿Dónde esté el Enemigo? ¿Es Aquel quien piensa distinto de nosotros? ¿Es un Pecado ser distinto?

El Gobierno lentamente asesina la Libertad de Expresión y llama a los Libre – Pensadores “Enemigos del Estado”.

El Gobierno utiliza la Estructura Oficial para perseguir, dar caza a los “Enemigos del Estado”. El Gobierno, en vez de constituirse en servidores públicos, deviene en “Atacantes Públicos”.

El Círculo de Poder (Establishment) prepara “Listas Negras” basadas solamente en “Reportes” Subjetivos y sin ninguna Veracidad o Confiabilidad Objetiva. El derecho de ser oído y de defensa desaparece lenta (o rápidamente).

La Política del Miedo es sembrada en las Almas de la Gente.

Existe la Regla de la DOBLE MORAL. El Gobierno (Instituciones, Organizaciones) pide a los demás (Naciones, Individuos, Instituciones) cosas que ellos mismos no están dispuestos a cumplir. ¿Hipocresía o Demagogia?

Se establece un sistema alternativo de “Castigo”, ya que “las leyes ofrecen muchas barreras”. Como dijo Naomi Wolf, se establece primero un “gulag” para “El Enemigo Externo”, luego para “El Enemigo Interno”, y quizás algún día para los “Enemigos del Estado”.

RECUERDEN ESTO…

Original
Als die Nazis die Kommunisten holten,
habe ich geschwiegen;
ich war ja kein Kommunist.

Als sie die Sozialdemokraten einsperrten,
habe ich geschwiegen;
ich war ja kein Sozialdemokrat.

Als sie die Gewerkschafter holten,
habe ich nicht protestiert;
ich war ja kein Gewerkschafter.

Als sie die Juden holten,
habe ich nicht protestiert;
ich war ja kein Jude.

Als sie mich holten,
gab es keinen mehr, der protestieren konnte.

Traducción
Cuando los nazis vinieron a llevarse a los comunistas,
guardé silencio,
porque yo no era comunista,

Cuando encarcelaron a los socialdemócratas,
guardé silencio,
porque yo no era socialdemócrata,

Cuando vinieron a buscar a los sindicalistas,
no protesté,
porque yo no era sindicalista,

Cuando vinieron a llevarse a los judíos,
no protesté,
porque yo no era judío,

Cuando vinieron a buscarme,
no había nadie más que pudiera protestar.

.:::::

(Martin Niemöller – Pastor Protestante Alemán encarcelado en Dachau)

ATENCIÓN HIJO DE LA REPÚBLICA! Aún hay más por verse…

EDILBERTO GONZÁLEZ TREJOS
9 de febrero de 2010
Panama